Campo de Recría de la Asociación Rural de Florida

En los últimos años se observa en el país, un aumento en la competencia por el recurso tierra.

Dada esta tendencia, el rubro ganadero es uno de los que se ha visto más afectado, limitando las posibilidades de los productores de crecer en superficie. Por el contrario, en muchas ocasiones, en la búsqueda de mejores retornos económicos, han cedido área con el objetivo de aprovechar otras alternativas productivas de mayor rentabilidad.

A partir de esta situación, algunas gremiales rurales y en particular la Asociación Rural de Florida, se han planteado la necesidad de buscar alternativas que permitan la complementación de rubros y no la competencia, y que a su vez, generen beneficios productivos para sus asociados. En conocimiento que RMK, un fondo de inversiones extranjero, posee una superficie forestada importante –parte de ella en el departamento de Florida- y aprovechando los vínculos existentes, la Asociación Rural de Florida propuso a dicha empresa la explotación de las áreas forestadas para pastoreo vacuno. Esta propuesta consiste en un proyecto de campo de recría destinado a los productores ganaderos, socios de la Institución. El éxito de éstas negociaciones se vieron reflejadas el 20 de Mayo pasado cuando, la Asociación Rural de Florida con el apoyo del Plan Agropecuario, realizó el lanzamiento formal de un proyecto que luego de varios años de búsqueda, se pudo concretar: un campo de recría para sus productores. En la presentación del proyecto, participaron entre otros, autoridades de gobierno nacionales y departamentales, presidentes de las gremiales agropecuarias (Asoc. Rural del Uruguay y Federación Rural), presidente del Instituto Plan Agropecuario, directores de INIA, representantes de RMK en Uruguay y productores. Al inicio de la jornada, la Asociación Rural de Florida por intermedio de su presidente Tec. Agr. Fernando Dighiero, explicó el objetivo fundamental de este emprendimiento: “brindar a los productores un servicio de recría, tanto de hembras como machos de raza carnicera, que permita destinar mayores áreas de pastoreo para vacas de cría y novillos en sus establecimientos. Esto sin duda, repercutirá en mayores índices productivos, tanto en la producción de terneros, como en la terminación de animales en menor tiempo”. Luego los integrantes de la sub-comisión de trabajo del Campo de Recría, analizaron la importancia que tienen en este tipo de emprendimiento, los protocolos preestablecidos de manejo y sanitarios para un correcto funcionamiento.

En esta primera instancia se definieron tres etapas: protocolo de ingreso, protocolo de procesos y protocolo de egreso.

Se puso énfasis en algunos puntos clave dentro de éstos como: vacunación clostridial, identificación de los lotes, peso de una muestra mínima del 20% de los animales, control de parásitos internos y externos y el seguimiento comportamental de los animales. Está en estudio para el futuro, el desarrollo de protocolos para la suplementación estratégica invernal, seguro autogestionado de mortandad y cría de terneros con suplementación post-destete.

Posteriormente se realizó una gira por uno de los establecimientos que actualmente se explotan (Ruta 56 y Ruta 7, Reboledo, Florida). Allí se comentaron algunos aspectos de la metodología de trabajo que se está llevando a cabo: la carga a la cual se proyecta manejar, los cuidados y análisis sanitarios que se vienen realizando y las diferencias de comportamiento observadas entre las distintas variedades de eucaliptus plantadas en el predio.

Actualmente, este proyecto se encuentra en franco crecimiento y se están trabajando 6 establecimientos forestados propiedad de RMK, ocupando una superficie de 6512 hectáreas, con una carga de 5342 bovinos, pertenecientes a 60 productores ganaderos del departamento de Florida. Es importante remarcar, que se trata de un proyecto de pastoreo de áreas forestadas, donde se utilizan las áreas libres de los montes que significan aproximadamente un 30 % del área total Por lo tanto no se está planteando un proyecto de silvopastoreo, en el cual se plantan los árboles a una distancia predeterminada que permite la siembra entre líneas de especies forrajeras para el pastoreo animal. Para el Plan Agropecuario, la oportunidad de apoyar este proyecto, significa un gran desafío. Además nos permite continuar colaborando con las gremiales zonales y por otro lado, generar información práctica, sobre el pastoreo en áreas forestadas, una modalidad productiva que aumenta cada año y de la cual no existe aún información. Creemos que estos emprendimientos por parte de los productores son muy beneficiosos y redundan en un fortalecimiento de las Instituciones. Es clara la competencia que surge día a día por la tierra y sin duda modifica en muchos casos la forma de trabajar a la que estábamos acostumbrados. Por esto, se hace necesario repetir, una vez más, que los rubros no deben competir entre sí, sino complementarse.